Carpe Diem

Pudiste conmigo y yo no lo pude evitar.

Y con los ojos cerrados te seguí, si yo busqué dolor lo conseguí; no eres la persona que pensé, que creí, que pedí. Mientes, me haces daño y luego te arrepientes. Ya no tiene sentido que lo intentes, no me quedan ganas de sentir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s