Carpe Diem

Te digo que vas a notar que te falto.

Dame un beso, o dos. O mejor no me des ninguno. Dame un abrazo que así de paso me calientas, que tengo frío. Bueno no, ni te acerques. No quiero ni olerte. ¿Para qué? ¿Para oler esa colonia que te pones porque sabes que me encanta y me dan ganas de comerte? Para eso no. No te acerques. Ni me toques. Bueno va, dame una pequeña caricia… pero pequeña. No te emociones. No quiero que se me erice la piel por sentir tu tacto. Regálame una rosa, pero que sea la que está más muerta. Lo que importa es el detalle, ¿no? Así que poco importa el color de la rosa, si le queda vida o no… Quiéreme pero no me ames, que después viene cuando mis sueños se estrellan… ¿Sabes? Lo he pensado mejor, quédate conmigo.

Anuncios

2 comentarios

  1. es un texto tan bonito.. me encanta la forma que tienes de expresar las emociones!
    xoxo-L

    septiembre 13, 2011 en 9:03 pm

    • siiii este texto es muy bonito 🙂 pero los tuyos son mejores¡¡¡ te quieroooo

      septiembre 14, 2011 en 3:43 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s