Carpe Diem

Sí, ojalá no hubiera crecido nunca.

Pensemos, gritemos, creémoslo, nosotros somos el mundo, ya, parad de matarlo con tanta muerte, con tanto dolor. Porque no se mata ni se destruye con armas, atentados… no, solo se puede matar con odio. Y el odio es lo que destruirá el mundo. Haceos los locos, tapaos los ojos para no ver vuestra maldad, tapaos los oídos para no escuchar el llanto por los inocentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s