Carpe Diem

No dejes para mañana lo que sientes por dentro.


– ¿Por qué todo el día pensando… qué estará haciendo?, ¿pensará en mí?, ¿tendrá tantas ganas como yo de que nos encontremos a solas?, ¿por qué cada vez que me conecto hay que mirar si él está? La verdad es que me hago un montón de preguntas a lo largo del día que parecen no tener respuesta alguna… pero la tienen. En fin, puedo asegurarte que nunca antes me había planteado esas dudas con nadie.
+ ¿Por qué?
– Tan solo porque a nadie quería como a ti, nunca estuve tan feliz, nunca, nunca antes había estado tan segura como ahora de saber que los dos nos queremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s