Carpe Diem

Una vida más allá, donde no exista ni el tiempo ni el dolor.

En ese instante sus ojos rompieron a llorar. Todo tipo de instantes pasados rondaron por su mente, todos excepto el momento en que él le promete pasar cada segundo de su vida con ella, ese que nunca existió. Cosas de la vida, en momentos como esos solo recordamos lo que más duele, lo que no fue y nunca pudo ser. Ahora, más que nunca, daña imaginar momentos porque ya, a parte de no existir, sabe que jamás podrán llegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s