Carpe Diem

El amor más hermoso es un cálculo equivocado.

Se me echa encima, día tras día. Me pesa, me pesa mucho y no me deja casi ni respirar. Me persigue desde que abro los ojos y me viene el primer pensamiento hasta que logro conciliar el sueño por la noche. Es superior a mi, no puedo con él. Es como si se hubiera llevado la luz, los días pasan en blanco y negro y yo estoy dentro, sin enterarme de nada, viendo cómo pasan las cosas, en silencio y a oscuras. Esperando a que el destino te ponga de nuevo en mi camino. Esperando a que algún día cruce cualquier calle y estés allí, a la vuelta de la esquina, con esa sonrisa esperándome para abrazarme y besarme como tú sólo sabes…  Tan sencillo, como que me muero por estar contigo. Hoy tenía que ser otro día mas, pero para mi no lo ha sido. La carne es débil, es tan tentador correr al pasado… Me lo diste todo. Aunque yo todavía no lo sepa, en el fondo sonrío por ser afortunada de haber vivido tantos momentos contigo. Solo saber que tienes a alguien a tu lado. Una persona que cuida tus caricias y abraza tus abrazos, la persona que te hace sentir feliz, y que quieres que lo siga haciendo durante el resto de los días. Lo recuerdo todo… cada mañana, cada mirada, cada respiración, cada caricia, cada palabra, cada momento… Me hiciste feliz. Lástima que las cosas hayan cambiado. Ahora todo ha dado un vuelco, ahora soy yo la que no entiende lo más mínimo, y aún así no me queda otra que aceptarlo. Es mentira que las cosas son como son, las cosas son como dejamos que sean.
Dices que te hice daño. No te lo niego, aunque por supuesto aún menos lo pretendía. De todas formas, yo te aseguro, y pongo la mango en el fuego y no me quemo, que más daño que el que tú me has hecho ahora, es poco probable que hayas sentido nunca. Pero ya está, es la realidad y contra la realidad no se puede hacer nada. Siempre guardo la compostura, para bien o para mal. Pero luego viene lo peor. Por lo menos esto me sirve para saber a quién tengo realmente a mi lado, y la verdad es que me estoy sorprendiendo. Pero a mí solo me basta saber que algún día podré contar contigo sin dudar.
Mientras tanto, mejor consejo recibido; tómate tiempos a solas y otros en compañía de los que más te quieren… sé feliz por favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s