Carpe Diem

Quizás no sepamos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Pero quizás tampoco sepamos qué es lo que nos falta hasta que lo encontramos.

¿Cuánto tiempo va a durar esto? Arreglarse para deslumbrar. Ir a esa fiesta a la que todo el mundo quiere ir, pero pocos pueden. Todo lo que hacías antes porque lo disfrutabas, se convierte en rutina. Sonreír cuando no te apetece. Fingir cuando perfectamente sabes que te mienten. ¿Podré seguir con esta farsa? Ya no me siento yo. Me siento como una marioneta de este ciclo vicioso. ¿Por qué terminé haciendo lo que todos hacen, si siempre me sentí diferente? Quizás, desde los ojos de otra persona, pueda parecer que disfrute con ello y soy así. Una adolescente medio loca y fiestera. ¿Cuándo me convertí en una actriz tan buena? Ah, ya lo sé. Desde que la única persona que me descubría al mentir se fue. Me veo en el espejo, y no puedo reconocer a esa chica frágil e inocente de entonces. Sólo veo fachada y más fachada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s