Carpe Diem

Te recuerdo porque eres y has sido la chispa que me ha hecho vivir.

Sea quien sea quien te tenga ahora, tiene suerte. Ojalá pudiera tocarte, con el dedo índice tan solo, rozarte despacito, con calma; tenemos tiempo, el día es nuestro, me recorrería tu cintura de arriba a abajo hasta poder quedarme cada milímetro de tu cuerpo, ojalá pudiera tan solo, rozar mis labios con tu cuello, poco a poco iría subiendo hasta besar tus labios. Pero yo ya no te tengo, así que sea quien sea ella, suerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s