Carpe Diem

Estoy bajo tu luz. Por ahora.

─  ¿Qué haras?
─  No lo sé.
─  ¿Volvemos a eso? ¿Hemos vuelto allí? Estos días han ocurrido, ¿sabes?
─  ¡Sí que han ocurrido! Y han sido maravillosos, ¡pero también han sido irresponsables!
─  De modo que te acuestas conmigo y luego decides volver con tu marido. ¿Es ese tu plan?
─  ¡No! Le hice una promesa a un hombre, ¡él me dio un anillo y yo le di mi palabra!
─  Tu palabra ya no vale casi nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s