Carpe Diem

Hay una atracción hacia tu corazón, de la que simplemente no me puedo alejar.

Dicen que amar es sufrir y yo creo que sí, que es así. Pero también es disfrutar de lo que no se siente con todas las personas. Todo tiene su parte buena y su parte mala. Sufrir para poder amar. Es algo que tenemos que aceptar. Así que, si algún día te enamoras y has podido estar con esa persona y por cosas de la vida todo termina, ve hacia delante. No llores, sonríe por haber sido afortunada de vivir todos esos momentos junto a él. No seas celosa, no pienses que sólo es tuyo y de nadie más. Nunca hagas eso, porque pasarás de amar a obsesionarte con esa persona. Y créeme, si de verdad lo amas con toda tu alma, querrás su felicidad ante todo, y eso implica dejarle hacer su vida con quien quiera y como quiera. Por mucho que te duela, tú no formas parte de esa felicidad que él busca, igual no te valora, así que más razones para luchar por encontrar a alguien mejor. Sigue tu camino, sin mirar atrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s