Carpe Diem

Yo no creía en el amor. Y mucho menos en el amor a primera vista. Ahora sé que existe, y ese sí que duele de verdad.

Ya me advertían que no eras de fíar, que de tí no me debía enamorar, pero no les escuché y me dejé engañar por tus palabras. Y aquí me tienes, dándoles la razón, me has traicionado de tal forma que incluso me gustaría volver al pasado y no conocerte jamás. Te lo di todo, más que a nadie, y no sabes cuánto me arrepiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s