Carpe Diem

Porque me levanto cada mañana recordando esos momentos, que en su época eran de pasada y ahora ya son eternos.

Te quiero sin saber cómo, ni cuándo, ni dónde. Te quiero directamente sin problemas ni orgullo. Te quiero así porque no sé hacerlo de otra manera, tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mi mano. Tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s