Carpe Diem

Tu reto, sonreír.

Acabo de llegar, cierro la puerta, dejo las llaves, y me tumbo en la cama a pensar. Y segundos después me encuentro aquí, desahogándome un día más, contando mis penas y aquí estoy, teniéndole miedo a todo. No puedo con esto, me viene demasiado grande. Y cuando lo que más necesito es apoyo, aquí estoy, llorando, porque una vez más, lo he hecho todo mal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s