Carpe Diem

Noto cómo esto me está alejando del suelo.

Y la luz se topó con mi rostro, a la vez que  mis ojos se cerraron violentamente a causa de la potente iluminación. De pronto, esa luz cegadora fue yendose, hasta que tu cara se reflejó en mis ojos, y una sonrisa invadió mi rostro.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s