Carpe Diem

No te creo cuando me dices que ya no me necesitas más, así que no hace falta que finjas que no me quieres.

Si me ignoras, te ignoraré. Si no empiezas la conversación, no hablaremos. Si no haces un esfuerzo, ¿por qué debería hacerlo yo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s