Carpe Diem

Nadie te puede volver loco a no ser que tú le des las llaves para ello.

El sol del mediodía ilumina la triste oscuridad de la noche; sueños nocturnos en pleno día, sueños radiantes en plena oscuridad. Pero el sol, que nunca ha sabido del poder de las sombras, quiere enterrar la oscuridad a toda costa con el objetivo de abrasarla para siempre, y finalmente, termina quemándose a sí mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s