Carpe Diem

Porque muchas lecciones de la vida, se aprenden mejor a través del dolor.

Hacer nos daño para crecer, fallar para saber y perder para ganar. Muchas veces lo que la mayoría de las personas necesita no es una mente brillante que funcione, sino un corazón paciente que hable, y sobretodo, que escuche. Quizás no haya momentos perfectos, chicos perfectos, respuestas perfectas. Quizás lo único que necesites decir a veces es, simplemente, lo que hay dentro de tu corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s