Carpe Diem

Hay que estar muy atento a lo que te rodea, porque a veces, de repente, algo te puede alegrar el día.

Algunas veces, querría que la vida tuviera un botón de pause. Todo sería más fácil. Podría saborear cada instante sin prisas. Sin complicaciones. Disfrutando pedazo a pedazo de todos esos momentos especiales. Pero por otro lado, me gusta la vida tal y como es. Tan rápida, tan agobiante, tan sencillamente inesperada. Esa que te apura a salir de casa corriendo porque no llegas a tiempo. Esa que no espera para darte un susto. Esa vida por la que realmente lo pasamos mal. Aunque puestos a elegir, tampoco la quiero perfecta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s