Carpe Diem

Esto también es un sueño, ¿verdad?

A veces los sueños y la realidad se confunden… pero eso no siempre tiene porqué ser malo.  Sigue huyendo, ve adonde te apetezca. Los sueños no tienen limitaciones. El espíritu siempre se libera del cuerpo y se regozija en una libertad ilimitada. Yo me he ganado esa libertad. El resto del sueño, acaba de empezar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s