Carpe Diem

Sólo para verte bailar.

Y quién puede domar la fuerza del mar que se mete por tus venas, lo caliente del sol que se te metió y no te deja quieta. Quién puede parar eso que al bailar descontrola tus caderas, y ese fuego que quema por dentro y lento te convierte en fiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s