Carpe Diem

Amor y otras drogas.

Porque la quiero… La quiero aquí y ahora y quiero vivir con ella todos los días de mi vida y acariciar su pelo y su cara, mirar sus ojos y reír con ella y hacerla reír y hablar, hablar, hablar sin decir nada pero diciéndolo todo. La tristeza es un problema que ya no me incumbe. Ahora tengo que ocuparme de la vida y como es breve y frágil tengo que volverla larga y fuerte, llena e indestructible, dura como el hierro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s