Carpe Diem

Entre el cielo y el mar.

Aún recuerdo cuando de pequeña mis padres me leían cuentos, me contaban múltiples historias insignificantes antes de dormir que a la mañana siguiente no recordaba, y por eso cada noche los leía una y otra vez. Noche tras noche iba comprendiendo el significado de las cosas, cuando decíamos ”amor”  nos imaginábamos a la Cenicienta con su príncipe azul, a la Bella Durmiente con un beso en los labios, a Blancanieves y al príncipe entre siete enanitos; Mamá y Papá, amores, que eran para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s