Carpe Diem

Más reciente

Elegí el camino más difícil.

 

Yo elegí quererte y todas las consecuencias que conllevaba, elegí que tu fueses la persona que llenase mis días de sonrisas, elegí que me comieras a besos, elegí también tu voz al otro lado del teléfono. Elegí llorar por ti de vez en cuando, elegí creerme tus verdades y creerme a medias tus mentiras. Elegí que no quería otros abrazos, ni otras manos deambulando por mi pelo. Elegí nuestro mes del año y nuestro día del mes, elegí que tú fueras mi locura y mi cordura. Elegí las idas y venidas, las despedidas, elegí la impotencia y la incertidumbre. Elegí el miedo a fallar y los impulsos, elegí las miradas, elegí temblar, elegí hacerme adicta a ti, a tus manías y a tu manera de hacer las cosas. Elegí conservar intacto cada momento, y dejar huella. Elegí no callarme nada, elegí dártelo todo, elegí hablar de nosotros cuando hablaba de mí, elegí ser fuerte y luchar por un solo motivo, elegí darte todas mis oportunidades, elegí que tú fueses mi vida, para siempre. Elegí no poner límites. Elegí arriesgar y jugármela por ti…

Tienes el tacto más suave de todos.

Me encontré con su boca, y me hizo dudar por completo. Decía que ella era más bonita que tu sonrisa, pero no todo lo exterior es lo más importante y nadie, nadie, me muerde mejor que tú.

Déjalo ir.

 

No podemos estar en el presente, añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.
Los hechos pasan, y hay que dejarlos ir.

Tampoco significa que haya perdido.

Vuelvo a estar aquí, frente a ti, sin saber todavía qué decir. ¿No me ves? Me tienes loca. Loca por ti. Y ni siquiera parece importarte. Sabes perfectamente que haría lo que fuera por ti. Me he arreglado esta noche para ti, para gustarte. Pero pasan los dias y cada vez soy más invisible para ti… ¿Cuándo acabará esto? He llegado a un punto en el que me da igual cual sea el final, si acabarás fijándote en mi, dándote cuenta de que te quiero y estaremos juntos, o simplemente que me canse de esperar y consiga olvidarte… Pero en realidad no sé cual de las dos opciones me parece mas improbable…

Para hacer un poco más bonito el firmamento.

Tengo en algo en común con los desesperados, con los hijos de puta, con los solitarios, con los nostálgicos empedernidos, con los extremadamente felices, con los promiscuos, con los soñadores, con los que tiraron la toalla, con los campeones, con las madres, las hijas, las amigas, las hermanas, las novias, con la que salió adelante, con la que aún lo está intentando… y vosotros, todos vosotros también lo tenéis…

Ninguno podemos vivir sin música.

Y por eso sonrío.

- ¿Crees que nuestro amor, puede obrar milagros?
- Oh, sí, lo creo, por eso… por eso siempre regresas a mi lado.
- ¿Crees que nuestro amor, nos sacará de aquí juntos?
- Creo que nuestro amor puede hacer todo lo que nos propongamos.
- Te quiero.
- Yo tambien te quiero.
- Buenas noches.
- Buenas noches… amor mío.

This is taking me now, higher off the ground.

No puedo olvidar todo aquello que pasó. Quiero volver a ver tus ojos, tu sonrisa y sentir tu pasión, ser el cupido que lance flechas a tu corazón.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.